Lunes 18 de Octubre de 2021

Hoy es Lunes 18 de Octubre de 2021 y son las 17:26 Las opiniones o juicios vertidos en éste espacio, por entrevistados, columnistas, oyentes o seguidores de Kiosco Radio, son de exclusiva responsabilidad de quienes las expresen. No representan necesariamente el pensamiento, ni la línea editorial del medio.

ACTUALIDAD

22 de julio de 2019

Cerró la empresa fabricante de Mielcita.

Tras siete meses sin pagar sueldos, cerró la fábrica de Mielcita, en la empresa trabajaban 101 personas, se mantuvo en el mercado durante 43 años.

El cierre de 28.000 kioscos en los últimos tres años, fue un indicador clave que develó la caída de ventas en el sector de golosinas. Ni productos con historia, que atravesaron varias generaciones, pudieron hacer frente a la crisis que atraviesan los kioscos.

Fundada en 1976, la empresa Suschen fabricaba las marcas Mielcita, los jugos Naranjú, los alfajores Suschen y Loquillo, además de las semillas Girasol. Sus trabajadores hicieron lo imposible para continuar, pero los dueños decidieron cerrar y no les dieron ninguna explicación.

La caída de ventas, el impacto de las tarifas, deudas y algunos juicios pendientes marcaron el final. José Luis Ledesma, delegado de la comisión interna gremial, señaló que «recién en la reunión que tuvimos en Trabajo nos dijeron hasta acá llegamos. Y ahora nosotros nos tenemos que abocar a ver qué hacemos. La gente durmió en la fábrica para resguardar las máquinas, para que no se las lleven».

La fábrica está ubicada en el conurbano profundo, en Rafael Castillo, justamente la zona que tuvo la caída de ventas más fuerte (65%) de todo el partido de La Matanza. Uno de los últimos informes de la Secretaría de Producción matancera indicó que las ventas en los comercios del partido cayeron 51% en promedio en comparación con el mismo mes del año pasado.

Ledesma contó que «la mayoría de los empleados que trabajan en la planta son mujeres. Estamos muy mal, hay compañeras que tienen chicos discapacitados. Nos soltaron la mano. Por los malos manejos estamos atravesando esta dura situación». Los trabajadores contaron que las facturas de servicios superaban los $100.000 y la empresa no lo podía afrontar.

El panorama es muy triste y ya no tiene salida. Pese a trabajar durante 7 meses sin cobrar, los dueños bajaron la persiana sin comunicárselos a los 101 trabajadores, que tampoco saben si les van a pagar la indemnización.

 

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s�� el primero en escribir uno!