Jueves 22 de Abril de 2021

Hoy es Jueves 22 de Abril de 2021 y son las 10:10 Las opiniones o juicios vertidos en éste espacio, por entrevistados, columnistas, oyentes o seguidores de Kiosco Radio, son de exclusiva responsabilidad de quienes las expresen. No representan necesariamente el pensamiento, ni la línea editorial del medio.

AMIGO COMERCIANTE

20 de diciembre de 2020

Cómo competir con las cadenas con tu punto de venta de barrio.

Hoy en día las cadenas minoristas están por todas partes. Ves sus nombres por todos lados, todo el tiempo, y pareciera que no hay manera de competir con esos negocios… pero sí que puedes ¿cómo? Funcionando simplemente como lo sos, un punto de venta de barrio.

Como pequeña empresa, puede que no tengas el mismo presupuesto para marketing que tienen ellos; sin embargo, puedes estar a la altura cuando se trata de personalidad, visibilidad local, conocimiento de tus productos y tu comunicación ajustada a tus posibilidades. Es decir: ¡Estás en tu terreno! 

Hay muchas oportunidades que muchos puntos de venta minorista se pierden. Eso genera muchos espacios ideales para ti, si tienes un negocio de barrio.

Primero aprovecha tus puntos fuertes

Las cadenas tienen sus puntos fuertes, ¡y tú también! Probablemente, esos puntos fuertes sean diferentes. Así que asegúrate de competir en áreas en las que eres más fuerte.

Negocios de cadena: lo mismo para todos, propuesto por el que franquicia.

  • La misma oferta en todos lados
  • Presupuesto de marketing
  • Necesidad de muchos clientes para permanecer en cadena
  • Productos y servicios genéricos
  • Burocracia

Los negocios de cadena suelen tardar en implementar cambios. Cualquier decisión que tomen se extiende a un gran número de clientes. Usan un proceso centralizado para lograr un mayor impacto con el menor esfuerzo.

Empresas locales: únicas en el área

  • Oferta exclusiva
  • Presupuesto de marketing bajo
  • Alcance bajo
  • Sin una necesidad abrumadora de clientes para seguir creciendo
  • Productos y servicios personalizados
  • Flexibilidad

Como punto de venta local o de barrio, puedes vender productos y servicios exclusivos adecuados para tu área. Puedes invertir en generar vínculos más personales y de mejor calidad. Si adaptas tu estrategia, puedes hacer de tu negocio un nombre reconocido que tenga mucho más valor para tus clientes que una cadena.

Formas de competir con las grandes cadenas

Te presentamos una lista de 7 formas con las que puedes hacer marketing local para tu pequeña empresa. Cada método te ayudará a conseguir un mejor posicionamiento, y fortalecerá a tu empresa en áreas en las que las cadenas suelen ser más débiles.

Vende un producto con una historia exclusiva para tus clientes

A Coto, Carrefour, Open 25 y a otros grandes se les da muy bien vender productos básicos: cualquier persona puede comprarlos en cualquier lugar. Como punto de venta minorista local, puedes competir con las grandes cadenas ofreciendo productos exclusivos, tienes que buscarlos.

Todos los supermercados venden pan. Por lo general, cada una de sus tiendas ofrece la misma selección de pan producido de forma centralizada. Si tienes un almacén local, ¡puedes hacerlo aún mejor! Obtén tus ingredientes diferentes y busca recetas de pan típico de una región de donde vienen tus clientes.

Si tienes un kiosco, puedes poner el tu bandeja, productos de pymes y no de marcas internacionales que en última instancia no te valoran (un alfajor Toque antes que un Bon o Bon o un Milka, que a ti no te valoran). Como despensa puedes brindar productos exclusivos con un mix de productos que el gran súper no hace. Menciona estos detalles exclusivos a tus clientes, y será más probable que ellos te compren o utilicen tus servicios.

¿Qué hace que esto funcione?

Los productos básicos son útiles, pero a menudo un poco aburridos. Al ofrecer un producto específico y exclusivo, les estarás dando a tus clientes una razón más para comprarlo. Este enfoque en un producto con una historia propia y real para contar es algo que las principales empresas de cadena simplemente no pueden copiar. 

Reacciona a las noticias del barrio

Las grandes cadenas prefieren procesos estándar que puedan ampliar y usar en todas partes. Puede que su publicidad salga en los medios masivos, pero normalmente no reaccionan a las propuestas de un local de barrio o a un evento en el. ¡Tú sí que puedes!

¿Qué hace que esto funcione?

Las noticias del barrio influyen en la vida cotidiana de las personas y, como empresa, puedes aprovecharlo: vincula tu negocio con noticias positivas u ofrece una solución a problemas del barrio. Al hacer esto, también les brindas la oportunidad a los clientes de hablar de tu local y de darse cuenta de que eres parte de la comunidad.

Ofrece una experiencia diferente

Las grandes cadenas no pueden brindar el servicio y el conocimiento que brinda un punto de venta de barrio. A la mayoría de los empleados que trabajan en supermercados se les contrata para vender productos, no para fabricarlos: si bien pueden cortarte una rodaja de queso, pero no tienen idea de cómo combinarlo en una picada. En cambio tú, como dueño de una despensa de barrio, sabes cómo combinarlo y hasta puedes explicar el porqué de esa combinación.

De hecho, puedes hablar sobre los diferentes quesos y salamines y puedes recomendar qué tipo de pan es mejor para las personas que sufren determinados problemas. ¡Tanto a grandes como a niños les va a encantar!

En el caso de un kiosco, puedes organizar un evento donde los padres puedan ver las nuevas golosinas que trajiste y que sus hijos puedan probarlas. ¿Pueden los principales minoristas de las cadenas brindar este servicio? ¡No! Es tu oportunidad.

¿Qué hace que esto funcione?

Si ofreces este tipo de experiencias, conviertes tus productos en algo más que artículos y logras que tus clientes los elijan por sobre los productos genéricos que vende alguna otra empresa aleatoria.

Además, al diferenciarte de los demás, haces que la gente hable de la experiencia que les brindas y que mencionen tu marca a otras personas. Es simple, si necesitas golosinas, puedes ir a comprarla a cualquier open 25 o supermercado. Sin embargo, si vas al kiosco de José, sales hablando de la experiencia que te brindaron.

Personaliza la experiencia

¿Cada cuánto tiempo pasan por tu local las marcas más conocidas? ¿Alguna vez te llaman para hablar de negocios? Si bien vendes sus productos, quizás nunca hables con nadie de la empresa, siempre con el vendedor y este va a querer venderte.

Como empresa de barrio, tienes la oportunidad de convertirte en una cara familiar de tus clientes que luego van a asociar con tu negocio. Muéstrales a los clientes tu lado humano: habla con ellos, ofréceles ofertas, beneficios o pregúntales si les gustó la golosina que le llevo a su hijo. Nada de esto es una pérdida de tiempo, ni te cuesta dinero ni requiere de tanto esfuerzo. Todo lo contrario. Los clientes se sentirán cómodos y bienvenidos al ver una cara familiar, cosa que las grandes cadenas anónimas no pueden brindar.

¿Qué hace que esto funcione?

A la mayoría de las personas les gusta sentirse conectadas con otras. Sin embargo, estas conexiones no surgen por arte de magia: comienza por salir y acércate a otros. Para conseguir mejores resultados, demuéstrales que te importan como personas antes de intentar hacer una venta.

Por supuesto, este enfoque tiene una ventaja oculta: si muestras simpatía y charlas con la gente, ellos te responderán con una actitud amable. En general, eso hace que la vida sea mucho más placentera para todos.

Invierte en comunicación del barrio

¿Tu zona tiene medios locales? o pon una promotora a volantear. Las grandes empresas normalmente no invierten en medios de comunicación pequeños porque sirven solo para zonas pequeñas, y las cadenas quieren llegar a la mayor cantidad de personas posible con el menor esfuerzo posible.

Entonces aquí tienes una buena oportunidad, la comunicación local llega a un público perfecto para ti: las personas de tu zona. Además, al evitar competir con las grandes empresas, los precios suelen ser muy accesibles.

No te olvides que puedes invertir en la web y en redes sociales y según la zona, por unos pocos mangos puedes alcanzar a miles de clientes de tu zona.

¿Qué hace que esto funcione?

La publicidad puede dirigirse a un público objetivo: tú eliges a qué personas quieres llegar. Elegir de manera inteligente a los canales locales y a los grupos objetivo significa que llegarás al público adecuado sin competir con las grandes empresas. 

Una campaña de comunicación durante un partido de futbol llegará a millones de personas que no son tu público. Deja a los gigantes invertir en ese tipo de publicidad y tú dedícate a hacer publicidades zonales, ya que así conseguirás un alcance más adecuado.

Las grandes cadenas minoristas no van a desaparecer, pero tampoco tienes que hacerlo tú. Hay muchas oportunidades de alcanzar el éxito solo porque tienes una empresa de barrio. Por cierto, una muy buena forma de empezar es crearte una web o usar redes sociales, si todavía no has incursionado en este tema. 

Tener un local comercial en un barrio no implica ser menos que las grandes empresas. Tener un punto de venta de barrio significa que ofreces producto y servicios diferentes y una experiencia diferente. No intentes parecerte a Coto u Open 25, ¡siente orgullo de tu naturaleza barrial y aprovéchala para alcanzar tu éxito!

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!